Amantes del ciclismo conectados

Tenemos 5347 invitados conectado(s)
Inicio | Ruta | Milano-San Remo: La carrera de las flores a través de la historia

Más noticias de Colombia y el Mundo
back_separt 

Favoritos a ganare la Milano San Remo este sábadoFavoritos a ganare la Milano San Remo este sábado

No es fácil encontrar en el calendario ciclístico mundial, la carrera de un día que tenga más calificativos que Milano-San Remo: “La carrera de las flores, La Classicissima, El primer monumento, La ruta de la primavera”, etc, etc. Los propios ciclistas la han definido como “bella, extraña, complicada, un sueño, una aventura, indescifrable, en la que es imposible predecir el ganador”. Tal vez su competidor más fuerte a este nivel de calificativos sea París-Roubaix.

Su creación y puesta en marcha tuvo lugar en 1907 por primera vez en el mes de Marzo, con la victoria del entonces astro francés Lucien Petit Bretón, registrando dos años más tarde la primera victoria italiana a través de Luigi Ganna y posteriormente una fabulosa sucesión de héroes de diversas nacionalidades, con la interrupción a causa de los conflictos mundiales en 1916 y posteriormente en 1944 y 1945.

Desde sus comienzos y hasta hoy, Milano-San Remo ha sido una lucha de colosos de la ruta que se han repartido 107 victorias entre los grandes campeones de las pruebas por etapas, los no menos famosos clasicomanos y finalmente los especialistas en resolver en pocos metros grandes esfuerzos y hazañas inconmensurables. Otras veces, resultaron llegando algunos ganadores sorpresivos a la vía Roma de San Remo (Fons de Wolf 1981, Marc Gómez en 1982), luego de una espectacular fuga individual o colectiva que fue imposible anular por los grandes aspirantes a ganar la primera gala del ciclismo mundial en cada año o temporada.

Por ello en sus primeros 25 años, la prueba muestra en el álbum de oro nombres como los de Luigi Ganna y Alfredo Binda dos de los grandes ruteros italianos del comienzo de siglo como vencedores, al lado de Constante Girardengo otro súper campeón italiano que ganó en 5 oportunidades la famosa carrera, convirtiéndose en el primer ícono y héroe de San Remo.

Entre los años 40 y 60, aparecieron en la escena de la “Primavera Rosa”, los nombres de los gigantes de la post-guerra: Fausto Coppi y Gino Bartali con 3 y cuatro victorias cada uno respectivamente, apoderándose prácticamente de una década no solo de Milano-San Remo sino igualmente del ciclismo italiano y mundial.

Es a partir de 1951, cuando el dominio italiano comienza a dejar paso a grandes campeones de otras nacionalidades como Louison Bobet y Raymond Poulidor de Francia, Rick Van Looy de Bélgica, Tom Simpson de Inglaterra y Miguel Poblet, el primer español en ganar la famosa carrera.

Eddy Merckx, el más grande

Pero finalmente es a partir de 1966 cuando comienza a escribirse la más grande historia de Milano-San Remo. El autor es nada menos que un jovencito de apenas 21 años de edad, nacido en Bélgica y llamado Eddy Merckx a quien dos años atrás le habían impedido ir a los Juegos Olímpicos de Tokio por el diagnostico que señalaba una enfermedad en su corazón. Merckx, se convertiría al año siguiente en campeón mundial de ruta y luego iniciaría una fabulosa carrera que le llevaría a ser el mejor ciclista de todos los tiempos, agotando todos los calificativos y ganando tantas carreras como nadie más solo él ha hecho en el mundo. San Remo le vio llegar siete veces en calidad de ganador, cifra hasta hoy no igualada: 1966-67-69-71-72-75-76. Esta hazaña es comparable solamente con la de Sean Kelly y sus también 7 victorias en París-Niza y 2 en San Remo.

Merckx, Coppi y otros grandes de la ruta enseñaron el camino a quienes habrían de sucederles y por ello a partir de 1977 y hasta 1996, aparecieron  victoriosos en la vía Roma de San Remo, gigantes del ciclismo entre clasicómanos y campeones de Giro Tour, Vuelta, etc, como De Vlaeminck, Saronni, Moser, Fignon, Bugno, Chiappucci, Kelly, Jalabert ganadores de Giro, Tour, Vuelta, dejando sus nombres en el álbum de oro de la Súper clásica de primavera.

Paso a los Sprinters

Y desde Sean Kelly 1997 hasta hoy, la Milano-San Remo se convirtió en estos últimos 20 años en el coto de caza de los embaladores o kamikazes de los últimos 200 metros quienes han hecho de las suyas, apoderándose del reinado en San Remo invadiendo el territorio y condenando al “olvido” a los astros de las carreras por etapas con algunas contadas excepciones. Primero, porque estos mismos decidieron alejarse de la carrera y segundo porque los equipos se decidieron a preparar colectivos que en función de un solo hombre trabajan como maquinas infernales para llevar sanos y salvos, a pesar de los tres “capi “, más La Cipressa y el Poggio, a sus hombres velocistas claves -los que a su vez progresaron de manera impresionante- para resistir no solo los 290 kilómetros sino el ritmo infernal impuesto por los campeones y equipos en las tres subidas principales.

Por eso es que aparecen después del 96, los nombres de los italianos Colombo, Cipollini, Bettini, Petacchi el alemán Zabel (en 4 oportunidades), el español Freire con tres títulos, el suizo Cancellara (2008), -más pasista, que velocista-, Mark Cavendish de Inglaterra (2009) y el australiano Mathew Goss en el 2011 quien hizo historia en ese año al convertirse en el primer australiano en ganar la carrera, dando paso a una lista de velocistas de la ruta que definitivamente se apodero de Milano San Remo sin contemplaciones de ninguna naturaleza y sin consideración alguna hoy por los Froome, Contador, Nibali, Quintana, Chaves  Aru, Bardet, Henao, Doumoulin -auténticos reyes de la ruta-, los que ni siquiera se atreven a exponer su nombre en la lista de inscritos porque saben que sus pretensiones de victoria son totalmente nulas.

Por ello es que el australiano Gerrans (2012), Ciolek de Alemania, Kristoff de Noruega, el alemán Degenkolb y el francés Démare el año pasado, han seguido arrasando para  los kamikazes ,a su antojo y con  poderosos equipos la prueba que otrora fue el escenario donde los grandes astros de la ruta por etapas iniciaban cada año su temporada y sus apasionantes duelos.

Y…esta vez no será distinto. El sábado 18 de Marzo  de 2017, San Remo se apresta a recibir una nueva caravana de ciclismo como lo ha hecho por espacio de 108 años. De acuerdo a las previsiones, a los antecedentes y a los hechos más recientes, un lote compuesto por una treintena – o más – de corceles de la ruta provenientes de Milano, debería aparecer  en la histórica Vía Roma para conocer el nombre del primer vencedor de las carreras monumento del calendario ciclístico mundial.

Peter Sagan, Mark Cavendish, Alexander Kristoff, Jhon Degenkolb, Nacer Bouhanni, Sony Colbrelli, Elia Viviani, y el actual campeon Arnaud Démare entre una docena de súper velocistas de la ruta y por lo menos unos 6 "clasicómanos" encabezados por el campeon olimpico Greg Van Avermaet, Tim Wellens, Boasson Hagen, Michal Kwiatkowski, Tom Dumoulin figuran en esa impresionante lista de candidatos a tan prestigiosa victoria. Escoja Ud. el suyo.


blog comments powered by Disqus